Algo que ocupa y preocupa al ser humano, es el contacto con sus semejantes y amigos/as, pero éste es un sentimiento complejo que hoy trataré de abordar lo mejor que pueda, difícil tarea, pero no imposible.

Me gusta esto!

Los distintos modos de amistad, se pueden resumir en:

  • El comprensivo.

La paciencia es una de sus virtudes, sabe escuchar y exprime esa cualidad, el problema, puede ser si es comprensivo con dos amigos al mismo tiempo que tienen necesidades diferentes, en este caso, ser demasiado políticamente correcto no va a beneficiar, todo lo contrario. Se puede comprender aquello que nos digan, pero también hay que tener la personalidad de decidir por uno mismo que gusta y que no.

  • El amable.

La amabilidad es importante, suele abrir puertas si se le une la educación, es agradable tratar a una persona así, pero siempre sin llegar al exceso porque una persona demasiado amable, termina por generar desconfianza, es imposible serlo las 24 horas de día, todos los días del año, así que gritar de vez en cuando, no ser tan amable, va bien de vez en cuando.

  • El confiado.

Se puede decir que confiar es abrir una puerta y no tener en cuenta que pueden entrar y hacer lo que quieran dentro, desde luego es un riesgo, confiar permite ser receptivo en cambio, así que hay que buscar un equilibrio para confiar pero solo en aquello que lo merece.

  • El liante.

Bajo mi criterio es el peor, como un cáncer que con el tiempo hay que extirpar, porque todo lo envenena a su paso, acostumbra a malmeter entre los distintos amigos para que unos discutan con otros y al final, todo se rompa. Su arma, la presunta debilidad (victimismo), su modo de actuar es desde la inteligencia, porque quien manipula debe de tener una cierta psicología, conocer a cada una de las personas a las que pretende manipular.

En general, hay muchos tipos de perfiles de amistad, pero ante todo deben de predominar unos ciertos valores muy básicos como el respeto, la confianza plena (sin ella la amistad se diluye con el tiempo) y el cariño, sin todo esto una amistad no puede ser sincera, éste es otro valor vital, la sinceridad, para que todo funcione, a modo de ejemplo:

Si vamos caminando por la calle, con un/a amigo/a, hablando de nuestras cosas, esa persona va muy entretenida con la charla, de pronto nos damos cuenta de que en el suelo hay un agujero y puede caer por él, hacerse daño, aquí tenemos varias opciones, ser comprensivos y entender de que se puede dañar, amables al mismo tiempo, confiados y dar por hecho de que se dará cuenta incluso al poco de correr el riesgo de caer, el liante en cambio seguirá con la conversación, dejará que caigamos y luego dirá <<Ah, no me di cuenta>> y es que, a veces nos dicen “Es mi vida, no te metas”, pero si vemos un riesgo, lo humano es intentar evitarlo, por mucho que digan eso de “Uno/a debe caerse por sí mismo para aprender” la amistad es advertir de los riesgos que son evidentes, estar con esa persona para lo bueno, pero ante todo…para lo malo, ese es el auténtico valor de la amistad.

Anuncios