Fue una de las grandes novedades de Android 6, poder fusionar la memoria eMMC y la externa (MicroSD), algo que descubrí hace tan sólo 3 días y cómo en el terminal tan solo me quedaban 3Gb libres (no permitía mover apps, sobre todo afecta en juegos pesados). ¿Quieres saber CÓMO SOLUCIONARLO?.

[AVISO]: Desde MUY PERSONAL no me hago responsable de los daños que se puedan causar en los móviles.

NO ES NECESARIO ser ROOT.

A TENER EN CUENTA: Salvo que se diga lo contrario, éste método NO ES COMPATIBLE con terminales Samsung y LG por limitaciones del fabricante, desconozco si hay más marcas, yo lo he probado con Alcatel y funciona perfecto.

Antes de proceder leí muchas opiniones y gran parte de ellas eran problemas, el más recurrente es que el móvil dejó de detectarle la memoria externa (MicroSD), decir, que ésto, además de una obviedad (se entenderá más adelante) es más por culpa del usuario, que no termina el proceso, que de Google, a quien culpan diciendo que Android 6 es muy malo…no, es que cuando se realiza un cambio en el sistema, hay que hacerlo completo, si se deja al 90% por mucho que quede tan sólo un 10% para concluir, puede ser la causa de que tantas personas tengan “problemas” y cómo sé cómo es ésto de la red, donde por lo general se publican problemas y no siempre soluciones y todo es muy exagerado, me puse manos a la obra y creerme que es muy sencillo:

PRIMERO. Comprar una MicroSD (Recomendado que sea de 64Gb o más, si el móvil y el presupuesto lo permite). Ya sé que puede ser una medida un tanto absurda, más cuando ya se tiene una, pero tiene su lógica y es que normalmente la que tenemos en el móvil contiene datos y en muchos casos, está bastante llena, es por ello que veo más conveniente el tenerla cómo COPIA DE SEGURIDAD de esos mismos datos y comprar una para realizar el proceso mucho más rápido y con muchas más posibilidades de que esté libre de fallos, pues si se usa la que se tiene y más si ya tiene unos años, es posible que no esté en perfecto estado y es muy recomendable hacerlo con una nueva y en garantía.

¿Qué tipo de MicroSD necesito?

CLASE 10, pero además, de alta velocidad UHS 3 es lo recomendable, además es mejor que sea una marca confiable, Sandisk, Sansumg, Toshiba….el precio oscila los 25€ aunque en mi caso encontré una Toshiba de 64Gb CLASE 10 UHS 3 y por ahora (aunque es pronto para valorarlo) me va bien, la velocidad teórica es 90mb/s aunque eso es de lectura, de escritura ronda los 25Mb/s, más que suficiente para un móvil, tal vez algo justo si el que tienes graba en 4K aunque en la caja se especifica que es compatible.

Bien, ya tienes la nueva tarjeta de memoria, es el momento de iniciar el proceso:

SEGUNDO. Apaga el móvil, extrae la tapa o bandeja donde se aloja la MicroSD y coloca la nueva tarjeta. Enciende el móvil, desde la cortina de notificaciones verás que te sale un mensaje relacionado con la tarjeta, pulsa y espera a que se abra la ventana, donde verás la opción USAR CÓMO MEMORIA INTERNA, es lo que tienes que marcar y verás:

android-6-aumentar-memoria-interna

(Imagen de “el Androide Jefe” Gracias )

Pulsa sobre el botón, el proceso de formateo va a tardar un poco, ya que tiene que preparar la tarjeta. Una vez finalizado nos saldrá otra pantalla donde preguntará si se quieren TRANSFERIR LOS DATOS, pulsar en MÁS TARDE y en SIGUIENTE para terminar el proceso. Recomiendo REINICIAR el terminal. Una vez iniciado, ir a:

AJUSTES / ALMACENAMIENTO y USB pulsar sobre TARJETA SD

Arriba a la derecha se ve un botón con 3 puntos, pulsar y volver a hacerlo en MIGRAR LOS DATOS, saldrá una nueva pantalla con información, seguir los pasos y esperar, ésto va a tardar dependiendo de la cantidad de datos que tenéis en la memoria interna y la velocidad de ésta, PACIENCIA, puede llevar 20 minutos o incluso más, NO DETENER/CANCELAR EL PROCESO, esperar a que concluya.

¡ENHORABUENA! La tarjeta MicroSD ya se ha fusionado con la memoria eMMC (interna) con lo que será muy similar a lo que es el iPhone desde sus inicios, disponer de gran parte de la memoria para poder instalar aplicaciones, PERO…

Se nota que es una novedad y aún falta por mejorar, ya que sólo es válido para apps preparadas para Android 6 o superior, éstas podrán moverse de un modo muy sencillo:

AJUSTES / APLICACIONES / Buscar la app que se quiere mover, normalmente lo mejor es hacerlo con juegos, suelen ocupar mucho espacio, una vez dentro de la app aparecerá el botón CAMBIAR y selecciona TARJETA SD, una pantalla nos avisará he informaré del proceso que puede tardar en base a la cantidad ocupada por la aplicación, esperar a que termine y repetir con las apps que lo permita. Android 6 no es una excepción, esas aplicaciones que tengan Widgets y los necesites, no podrán moverse, si lo haces el Widget va a desaparecer.

RECOMENDADO: Al combinar las tarjetas, sobre todo si se tenían muchas fotos, se tienen que volver a crear los thumbails (miniaturas) y la caché, ésto hace que la carga de las mismas sea más rápida, es por ello que os puede pasar, que al iniciar la app la primera vez, se carguen desesperadamente lentas, no os preocupéis, tener paciencia he ir navegando por todas las carpetas, una vez estén todas cargadas, os tendrá que ir mucho más rápido, en mi caso no he notado casi diferencia entre el “antes y después”.

¿FALLA ALGUNA APP? Si es así, la solución siempre suele ser la misma, LIMPIAR DATOS y CACHÉ, desde AJUSTES / APLICACIONES / acceder a la app y desde ALMACENAMIENTO y desde ahí, borrar y REINICIAR, es posible que al volver a entrar se tenga que volver a configurar algo, es normal ya que es cómo volver a instalar la app, configurar y listo.

CONCLUSIÓN:

Aún está lejos de tener la experiencia de un iPhone, el tener un total control de la memoria interna desde el dispositivo, pero el hecho de haber tenido escasos 3Gb disponibles a pasar a 8Gb y la capacidad de la MicroSD de 64Gb hace que la experiencia relacionada con el almacenamiento sea muy superior a la vivida con Android 5 o inferior, donde en general si no eras root no podías mover apps o bien, disponías de tan solo 2Gb en la partición para instalar, lo que provocaba el temido fallo de “Falta memoria…” y tener que eliminar apps para poder instalar otras, todo eso en gran parte se ha solucionado, falta que los desarrolladores se pongan las pilas y hagan compatibles sus apps con Android 6 o superior, estaría bien que Google metiese caña, aunque no es un requisito, si que mejora la experiencia final del usuario.

A FAVOR:

  • Aumentar considerablemente la memoria interna.
  • Evitar el fallo  “Falta memoria”, lo que provoca, que además de no poder instalar apps, el sistema cae en picado, puesto que baja el rendimiento, muchas notificaciones no funcionan, se cierran apps. Sin duda, es una de las grandes ventajas.
  • No tenerse que preocupar de tener que mover apps continuamente, Android se encarga de un modo inteligente, de decidir en que memoria se instalará, aunque también se pueden mover de modo manual, lo que otorga una gran flexibilidad y control sobre las apps que permiten ser movidas.
  • Los archivos multimedia, cómo fotografías, vídeo, música deberían de ir directamente a la memoria MicroSD, lo cual también ahorra tiempo en tener que hacerlo de modo manual, si la app no permite hacerlo.

EN CONTRA:

  • Una vez se ha formateado cómo memoria interna, la MicroSD desaparece aparentemente, digo aparentemente porque en realidad sigue existiendo, aunque hay que buscarla con un explorador de terceros, si permite desde la raiz, SD CARD y usando un USB OTG y PENDRIVE se podrán gestionar esos archivos, así que es una contra…a medias, yo no he visto ningún problema con eso.
  • Toca formatear siempre que se quiera cambiar de un sistema al otro, es decir, de memoria interna integrada a MicroSD para almacenar archivos, eso puede ser engorroso, sobre todo si se tiene mucha información.
  • Que falle la tarjeta, pienso que es el mayor inconveniente, ya que al tener apps y otros archivos en ella, se podría perder toda esa información, para subsanarlo, recomiendo usar LA NUBE, se puede usar solo una o varias combinadas, con ello los archivos estarán a salvo en caso de fallos graves y al añadir otra, tan solo se tendrán que restaurar. De todos modos, las MicroSD están muy lejos de las primeras, que fallaban 2 de cada 5, ahora son mucho más seguras y preparadas para situaciones extremas y fallar, puede fallar también la interna, así que recomiendo no obsesionarse con éste punto.

Personalmente, considero que las ventajas son superiores a los inconvenientes, sobre todo para quien tiene un móvil con 16Gb de memoria interna o inferior y se use mucho multimedia, vamos, lo veo casi imprescindible para que en poco tiempo no salga el fatídico error de que falta memoria, el proceso  es muy sencillo y en menos de una hora estará preparado para ser usado.

¿Te ha quedado alguna duda? PREGUNTA en los comentarios, sobre todo si tienes dudas antes de proceder, mejor preguntar que liarla : )