El ANTES y el DESPUÉS y su consecuencia, cuando envías una fotografía por Whatsapp…a nivel profesional para enviar trabajos lo recomiendo un 0% o un -100% porque ¡DESTRUYE LAS FOTOS!

El recorte lo hace una amiga fotógrafa (Gracias, siempre nos estamos aportando cosas😀 ) porque le llama la atención que al ampliarla se vea tan pixelada. ¿CUAL ES LA EXPLICACIÓN?
Whatsapp antes de enviar la foto, la RE-COMPRIME, pero no me refiero a optimizar el peso manteniendo la resolución, lo que hacen es comprimirlas para que pasen a ser fotos de 1,7Mpx… ¿Os imagináis hoy en día fotografiar con cámaras de 1,7Mpx? La mía tiene 16Mpx, es por eso que al hacer un recorte una vez has compartido la foto, en teoría no se ve tan mal, pero como quieras observar los detalles, ampliar y recortar, entonces te das cuenta de que la foto queda totalmente inútil si lo que quieres es mostrarla cómo trabajo profesional, salen perdiendo, la modelo y por supuesto el fotógrafo, que parece que usó una cámara de los años 90.
MÁS DATOS: La de abajo es el recorte de mi amiga, fijaos cómo yo hago un recorte aún mayor, que la he vuelto a compartir por Whatsapp y aún así no tiene nada que ver la calidad y detalles de una y de la otra…simplemente porque la de mi amiga YA SE HA COMPRIMIDO a 1,7Mpx y ya no se puede hacer nada con ella…en cambio la mía es un recorte de la original, 16Mpx.
ANTES
DESPUES
La fotografía original:
SONY DSC
Desconozco si WordPress usa su propio método de compresión, pero al menos es lo más cercano a lo que yo veo con en mi monitor.
Y a continuación LA PRUEBA de lo que digo y cómo la foto aunque aparentemente es la misma, su calidad se reduce una media de un 80%.
PRUEBA
La app que he usado es muy conocida, QUICKPIC podréis comprobar cómo sucede con todas las fotos que se comparten por Whatsapp.
CONCLUSIÓN: Si son fotos informales, entre colegas, no profesionales…no pasa nada por compartir fotos por ésta red, en cambio si queréis mostrar un trabajo terminado, profesional.. es sin duda una de las peores opciones que existe, mucho mejor usar el correo electrónico, Facebook si previamente las comprimís en un archivo ZIP (de ese modo no va a optimizarlas y va a respetar toda su calidad) o por la nube, hay muchas disponibles y por lo general las dejan intactas.  Por cierto, publicar una foto en Instagram que previamente te han enviado por Whatsapp, es con seguridad, la peor idea del mundo, pues Instagram también tiene su propio sistema de compresión, si respetas tu imagen y el trabajo de quien te hizo y editó la foto, lo mínimo es publicarlas directamente de la original, va a perder calidad, pero infinitamente menos.
AGRADECIMIENTO: A Diana Castro, por tu aportación, sabía bien que usando Whatsapp se perdía calidad, pero hasta hoy no era consciente de hasta cuanto.