Facebook es de las primeras aplicaciones que instalamos nada más comprar un móvil, básicamente porque es la Web o aplicación que más usamos a lo largo del día y nos gusta tenerla en el móvil o Tablet, pero tras realizar varias pruebas he llegado a una conclusión:

Con Facebook en el móvil/Smartphone:

– Mayor consumo de batería (configurar las notificaciones para que pase mas tiempo para revisarlas, minimizará ésto, aunque no lo va a corregir).

– Mayor consumo de datos (recomiendo desactivar el autoplay de los vídeos o al menos dejar que solo se carguen con SOLO WIFI)

Sin Facebook:

– Mejor rendimiento de la batería.

– Todo irá más fluido, puesto que Facebook fuerza el procesador para que esté trabajando la mayor parte del tiempo.

– El terminal entra en el modo DEEP SLEEP, mucha gente no sabrá que es ésto, pero es MUY IMPORTANTE, en éste estado cuando la pantalla está apagada practicamente no consume nada, en cambio Facebook está muy mal programado y no deja de “despertarlo” no permitiendo que entre en éste estado, incluso quitando las notificaciones (configurándolo como “nunca”) … así que si tienes Facebook y cuando dejas de usar el móvil, notas que la batería se consume rápidamente, ya conoces la causa, OJO, no solo puede pasar con Facebook, cuantas más aplicaciones tengas instaladas, más posibilidades de que muchas provoquen “Wakelocks” (despierten el terminal estando la pantalla apagada) pero sin duda, Facebook los provoca, es tan facil como tener la aplicación instalada CPY SPY instalado, la última opción que vemos es DEEP SLEEP, teniendo Facebook es raro que logre entrar en ese estado, en cambio sin esa aplicación no suele dar ese problema.

Ésto, además es extensible a la aplicación MESSENGUER de Facebook aunque su impacto en el sistema no es tan agresivo, si que tiene los mismos problemas de programación y si se consultan las aplicaciones que más consumen, tanto esa como la de Facebook suelen estar entre las 5 primeras…siempre.

¿Las alternativas?

El problema es la “adicción” que se tiene a esas aplicaciones, sobre todo a la oficial de Facebook es complicado renunciar a ella, pero el caso es que hay alternativas…

1) Usar un navegador Web tiene sus ventajas, como la de entrar a Facebook solo cuando lo necesitas y no por un “tic patológico” (creerme, hay casos de adicción que son preocupantes) y al no tener notificaciones no tendrás esa necesidad de entrar con cada cosa que suceda en esa red, además, aún podrás usar la mensajería privada sin necesidad de instalar la oficial de Facebook, con el ahorro de recursos que eso supone…. bien, las desventajas son las mismas invertidas, no tendrás notificaciones y si usas Facebook para trabajar puede ser engorroso tener que abrir un navegador Web, eso si, siempre puedes configurar Facebook Mobile (optimizado para pantallas pequeñas) como página de inicio, ésto resuelve prácticamente el problema, otra desventaja es que por lo general los navegadores consumen bastante, tanto a nivel de batería como los datos consumidos, la solución es la misma que he planteado, autocontrol, no hay necesidad de entrar cada 5 minutos para darse cuenta que muchas veces no hay nada que en realidad nos sea de interés o productivo, pero la gran desventaja está en que no se puede compartir contenido usando solo un Navegador Web, simplemente no da la opción entre las aplicaciones que permiten compartir y éste si que puede ser un problema, iremos al paso 2.

2) Aquí lo dejaré al criterio personal, quien piense que Facebook solo hay 1 aplicación está en un error, hay muchas alternativas desde la tienda de aplicaciones, tan solo hay que escribir Facebook y hacer clic donde se ve una lupa (con esto se abren todas las opciones que tiene esa palabra en el buscador) para ver unas cuantas alternativas, aunque hay otras que tienen un nombre propio desvinculado de la palabra “Facebook”, el caso es investigar un poco, instalar UNA A UNA, porque es así como se comprueba cual es la mejor en cuestión de: Usabilidad, poco consumo y rendimiento que se ajusten a tus necesidades y sobre todo, que permita compartir contenidos.

3) Lo dejo para el final pero realmente es una gran aplicación, es un simple Widget pero muy potente, permite configurar prácticamente lo mismo que la app oficial y lo que hace es NOTIFICAR, desde el tiempo que quieras hasta “nunca” y compruebes si hay algo con tan solo pulsar sobre el Widget de escritorio, podrás elegir si quieres que se abre en la app oficial (se supone que no la tienes instalada) o un Navegador Web (lo lógico) con ello el asunto de las notificaciones estará resuelto, además la aplicación consume muy poca batería y pocos datos (obvio, contra menos tiempo en que analice si hay notificaciones, menos datos consumirá) sin duda es la mejor solución que he encontrado cuando no se tiene instalada la oficial y si no eres adicta/o a Facebook.

4) ¿Eres usuario/a ROOT? Con privilegios root el mundo Android se abre mucho, pues permite tener acceso a las librerias del sistema y podrás hacer practicamente de todo, como por ejemplo poder cerrar una aplicación, pero cerrarla de verdad, digo ésto porque Android gestiona bastante mal éste asunto, si vas a “Aplicaciones” y las que están en uso, cierras una, verás que al poco tiempo se ha vuelto a abrir, basicamente porque tiene servicios en segundo plano que provocan ésto, bien, siendo root lo que haces es cerrar tanto la aplicación, como todos los servicios que dependen de ésta… para todo ésto vuelvo a recomendar una aplicación que recomendé en 2013, GMD con unos pocos pasos, tendrás la posibilidad de “matar” aplicaciones con tan solo un gesto de pantalla, de ésta forma podrás tener Facebook oficial y cuando no lo uses cerrarlo totalmente, es el modo de no prescindir de ésta aplicación y minimizar el impacto que tiene en el sistema, cuando lo necesites simplemente ábrela, verás que se comporta como cuando lo instalas por primera vez o la actualizas y tardará más, ésto es una buena señal de que realmente la ha cerrado al 100% y no parcialmente como hace Android por defecto.

Con todo ésto, la elección de tener Facebook y lo que eso supone en tu terminal, es tuya, obviamente que depende también de las gamas, en una gama baja el consumo general al tener Facebook (y Messenguer) es bastante mayor, en cambio en una gama media o alta no se notará tanto en lo referente al rendimiento, pero si con el consumo, pues es un problema de programación de la propia aplicación y no del Hardware, algo que arrastra desde su inicio (aunque en las primeras versiones no notaba que consumiera tanto, era mucho mas simple y tal vez es por eso) y que por muchas actualizaciones (llegan a ser pesados) que realicen incluso a veces tengo la sensación de que va a peor y no mejora.

¿Facebook en el móvil, SI o NO? Se abre el debate, cuenta tu experiencia.