marihuana-17

Desde MUY PERSONAL siempre se está a favor de los avances y si éstos son médicos, es prácticamente una responsabilizar el compartirlo con los lectores y en éste caso está relacionado con la medicina natural. Más a continuación.

Como se ha sabido hace muy poco tiempo, GW Pharmaceuticals ha estado investigando con el cannabis como tratamiento contra el cáncer y recientemente ha recibido un sí en su propuesta de patente. Esta noticia a priori, para todos los interesados en el reconocimiento de la utilidad de la marihuna medicinal como  tratamiento alternativo o coexistente con la medicina tradicional, es un reconocimiento y le otorga un estatus que no tenía antes. Esa es la parte buena de la noticia, que indudablemente sienta un precedente que muchos hubieran preferido ignorar.

Pero por otro lado, nos enfrentamos al ya clásico conflicto de la propiedad o no de los bienes naturales. ¿Debe el agua tener dueño? ¿Puede una patente “secuestrar” una planta medicinal que se ha venido usando durante miles de años?. La legitimidad que adquiere el cannabis para uso medicinal puede verse empañada por la dificultad de acceder a él, ya que existiría un producto “normalizado”. Esto podría afectar a su distribución, cultivo, y desde luego afectaría a la legislación de todos los países en que se pudiera comercializar esta sustancia. GW Pharmaceuticals realizó un ensayo en humanos a los que se les suministró Sativex, un medicamento compuesto por cannabinoides sintéticos de GW. Se trataba de ver su eficacia en tratamiento conjunto con la quimioterapia para una rara pero agresiva forma de cáncer cerebral, y también prepara un estudio sobre el tratamiento de la epilepsia infantil. Aunque todavía no se ha otorgado la patente, esta noticia abre una puerta que no se sabe a dónde nos llevará. Ojalá todos nos beneficiemos de la investigación, pero también se mantenga la libertad individual de uso y disfrute de las plantas y otros bienes comunes que siempre han estado a nuestro alrededor, y que no deberían tener dueño.