Cigarrillos electrónicos, la nueva tendencia que promete quedarse.

En MUY PERSONAL como se puede comprobar, la variedad en los temas es una de las señas de identidad en el blog y lo que hoy os voy a proponer es UN CAMBIO, uno en el que tengas un cambio importante en tu vida, en tu salud y es que una de las frases mas populares del mundo es “FUMAR MATA”…tabaco, algo que está cambiando como se podrá leer a continuación.

En todas las ciudades vemos tiendas de cigarrillos electrónicos , y nos cruzamos con gente que lleva colgado del cuello un cilindro de colores o sobrio y transparente, pero ¿alguna vez lo habéis visto “funcionando”? Algunos son un auténtico escándalo de vapor, hasta el punto de que si vemos a alguien “fumando” en el metro podemos pensar, no sin razón, que hay un incendio o que alguien se ha traído la cafetera de casa. Las autoridades sanitarias han decidido prestarle atención a este nuevo fenómeno y legislar sobre la conveniencia de que este artilugio se use libremente en hospitales o colegios. Pero pocos sabemos qué contiene ese humo… ¿es realmente, tal y como muchos defensores aseguran, un inocuo vapor de agua? Sí y no… El vapor contiene nicotina, aunque en cantidades menores, y además carece de otras toxinas propias del tabaco. Como asegura Goniewicz, un inspector del Instituto del Cáncer Roswell Park de Buffalo, EEUU: “la exposición a la nicotina es más baja en comparación con la exposición del humo de tabaco. Y también sabemos que la nicotina es relativamente segura en comparación con otras sustancias tóxicas peligrosas en el humo del tabaco”. Pero que sea relativamente segura no parece suficiente para las autoridades sanitarias, que por fin se han decidido a legislar sobre esta nueva realidad, que muchos no saben si catalogar como revolución en el abandono del tabaquismo o como una sofisticación del vicio de fumar. Desde luego, lo que sí parece una realidad es que falta información, tanto a los gobiernos como a los consumidores, que pueden sentirse nuevamente estigmatizados cuando tampoco puedan consumir sus cigarros más que en áreas acotadas e incómodas. Si este estudio realizado afirma que hay nicotina en el vapor (aunque no puede todavía estimar en qué medida esta exposición es perjudicial), parece claro que los gobiernos empezarán a legislar sobre este tema sin tardanza.