https://i1.wp.com/i35.photobucket.com/albums/d160/satelitepro/facebook-whatsapp.jpg

Lo primero que pasará por la cabeza al leer el titular es: “Qué exagerado éste Blogger!” y no faltará razón, en parte… os invito a entrar y leer el resto, para entenderlo.

Ayer sin duda la noticia del día fue la posibilidad de que Facebook se hiciera con el servicio de mensajería más popular del mundo, Whatsapp, enseguida varios pensamientos se incrustaron en mi mente y no pudieron salir, para ello, me veo en la obligación de escribir éste post, para liberarme y para compartirlo con mis lectores/as.

FACEBOOK.

Empezaremos por Facebook. El número de usuarios de la red social por excelencia se cuenta por millones, diría yo que ya son más de 900.000.000, ésto es un frío dato que suele servir para presentar ésta red, pero no es de cifras de lo que quiero escribir, es sobre la PRIVACIDAD, ésta la dividiré en dos:

  • PRIVACIDAD INTERNA.

Me refiero a la que leemos antes de registrarnos, bueno, leemos…diría que el 90% de esos +900.000.000 no han leído el 100% de todo el contenido, es Facebook, uno/a se registra sin tener conciencia de donde se mete, no entraré en detalles extensos sobre las condiciones del servicio, lo resumiré en: “Tus datos nos pertenecen – ACEPTAR | RECHAZAR” Una vez aceptado los derechos de lo que publicamos son suyos, ésto siempre ha sido muy polémico pero a pesar de leves modificaciones, poco ha cambiado.

  • PRIVACIDAD EXTERNA.

En éste caso me refiero a la que depende de nosotros/as, es decir, lo habitual no es abrir Facebook en el móvil o PC/MAC/LINUX… y tras la consulta cerrar sesión, sobre todo me refiero al móvil, donde cada vez son más personas que lo usan, incluso más que en el ordenador, el inicio de sesión se requiere la primera vez y después se accede automático, por comodidad pero ésto hace que la privacidad sea de CERO, es decir, la pareja, familiar, amigos…cualquiera puede pulsar sobre el icono de Facebook y tendrá nuestra cuenta abierta de par en par, el muro, pero sobre todo lo más sensible…los mensajes privados, no es la primera vez que leo una burrada (relacionada con el sexo sobre todo) de una amiga que luego ha resultado ser, que le han cogido el móvil sin o con permiso y han hecho la gracia, ésto podría ser hasta divertido, pero imaginar la cuenta profesional de un empresario, que contenga información sensible mediante mensajes privados… como muestra un botón, la denuncia de FACUA por un FALLO GRAVE de seguridad que permitió que se pudieran leer mensajes privados de modo público. Es decir, es una constante pelea entre los cambios que provocan modificaciones en la privacidad (bajo mi criterio, son trampas, porque obligan a modificar determinadas configuraciones) y la reaccion que podamos tener para tratar de proteger nuestra privacidad, lo peor, es que todo ésto no es nuevo, existe desde sus inicio y pienso que no lo han solucionado, sólo tratan de hacernos creer que nuestra información es privada, es una falsa sensación.

Otro punto a parte, es que desde hace un tiempo se dice que Facebook colabora estrechamente con el FBI, es decir, éstos tienen nuestros datos a su disposición, en éste caso en concreto, “para luchar contra el fraude” pero personalmente pienso, que es simplemente para tener una inmensa base de datos creada sin que ellos tengan que que hacer nada, pues estamos escribiendo parte de nuestra vida mediante texto, fotos, vídeos… la información la tienen, tan solo tienen que buscarla cuando la necesiten!.

WHATSAPP.

Es el turno del servicio más usado y que ha venido a sustituir a los tradicionales SMS (las compañías aún se tiran de los pelos, pues les han hecho perder miles de millones, por ejemplo, el 31 de Diciembre ya casi todo el mundo manda un WS) y es que si Facebook no respeta la privacidad Whatsapp no se queda corto, para empezar, nada mas instalarlo nos están OBLIGANDO a usar nuestro número de teléfono si lo queremos usar, ésto ya es un cambio importante pues siempre lo que se ha necesitado es una dirección de correo electrónico, personalmente mi número privado lo tenían contadas personas, ahora con Whatsapp lo tienen cualquiera que esté en mi agenda, es decir, que tal vez he pasado de que lo conozcan 20 personas a que lo conozcan más de 100, con esa base, se puede comprender que se rompe totalmente el concepto de “privacidad”, pues si, podemos bloquear a personas que no queramos tener contacto, pero nuestro número ya lo tienen. Por otro lado, no hace mucho que los mensajes se basaban en un simple TXT de toda la vida, así que acceder a la información ajena era muy sencillo, con un poco de conocimientos, nada de encriptación que pusiera las cosas un poco más difícil, ésto lo han solucionado a medias, pues antes de ayer mismo leía como un nuevo fallo puede provocar que con tan solo saber el nº de móvil y el IMEI cualquiera con un poco de conocimiento puede no solo leer nuestros mensajes PRIVADOS, que también pueden hacerse pasar por nosotros y liarnos un buen follón, en teoría están buscando una solución, pero no tengo mucha esperanza de que sea definitiva, pues el servicio como tal en muy poco lapso de tiempo ha tenido ya varios fallos, incluso se relaciona con el reciente robo de números privados de famosos y la publicación posterior de estos.

Por otro lado, poder leer mensajes privados de otra persona no requiere de ningún conocimiento técnico, sólo que esa persona se vaya a duchar, a comprar, al baño… y hacerse con el terminal, tan solo se pulsa sobre la aplicación y podremos leer lo que queramos, la seguridad externa no es que sea insuficiente, es que ¡NO EXISTE! .

¿CONSECUENCIAS DE LA COMPRA DE WHATSAPP POR PARTE DE FACEBOOK?.

Tras leer todo lo anterior nos podemos hacer una idea de que la transparencia sobre la seguridad es totalmente opaca, sobre todo si nos centramos en la externa, cualquiera puede leer nuestro contenido, puedes pensar “no tengo nada que ocultar”, correcto, pero es nuestra privacidad y tampoco podemos evitar que descuidemos el móvil y descubran cosas privadas que no queremos que lean determinadas personas, sumar ésto a que Facebook se haría con MILLONES DE NÚMEROS DE TELÉFONOS que en su mayoría son PERSONALES, toda ésta información sería añadida a su base de datos, ¿Os imaginais lo que supondría ésto? sencillo, lo que muchos no querieren hacer en Facebook, que es añadir nuestro número precisamente para que Facebook no lo registre, ellos lo conseguirían por la otra vía, la compra de Whatsapp, sin olvidar de que no se lo piensan demasiado para facilitar datos al FBI y a saber, si a otras empresas privadas qué a saber…que uso hacen de éstos datos sensibles.

LA ALTERNATIVA.

Hace unos días escribía sobre LINEA (LINE), no me extenderé sobre su funcionamiento ni otro tipo de datos, se puede leer aquí, me centraré exclusivamente sobre la privacidad para explicar LAS DIFERENCIAS:

  • Tan solo para el registro nos solicitan el número de teléfono para mandar el código de verificación, punto.
  • Podemos tener varias soluciones para agregar amigos/as, mediante un nombre de usuario/a, usando el código QR o incluso agitando los móviles estando uno cerca del otro, por supuesto, también usando la agenda, pero la diferencia es que en éste caso no es una obligación, es tan solo una opción.
  • Sin duda es el punto más IMPORTANTE que hace de LINEA la red más privada, por encima de Facebook, Whatsapp o incluso el no mencionado Twitter, nos permite desde la configuración de PRIVACIDAD, crear un código de bloqueo que nos recuerda al PIN del móvil, pues son 4 números, cada vez que el móvil se bloquea o salimos de la aplicación nos pide éste código numérico, esas miradas ajenas como en teoría no tienen que conocer éstos números, no podrán acceder a NUESTRA RED PRIVADA, con ello, termina con el problema de la SEGURIDAD EXTERNA, algo tan sencillo que debería de ser un estándar en todas las redes sociales y servicios de mensajería privada, LINEA lo ha resuelto sin necesidad de denuncias, de polémicas, por su propia voluntad, es eso lo que nos da más confianza a los usuarios.
Anuncios