La competencia es muy importante para que el rival se desarrolle y mejore, es algo que sucede en todas las áreas y en la tecnológica esto recobra un mayor valor, si además nos referimos a redes sociales de una temática en concreto más aún.  En fotografía, Instagram es el rey indiscutible, aplicación que en Android se ha hecho de rogar, ¿Habrá merecido la pena?. Es curioso como se genera deseo de algo que no tienes, simplemente porque no dejas de escucharlo y es que ser aficionado a la fotografía o profesional de la misma y no tener un iPhone con el que exprimir esa aplicación de la que medio mundo habla, se convierte en una árdua espera si tienes un terminal de la competencia, Android. Ese “ansia” se ve cubierta en parte tras buscar una alternativa llamada Lightbox, un “todo en uno”, es decir, una aplicación que te permite hacer fotos desde la misma usando la cámara, editarlas con varios filtros y subir el resultado a una red social donde la gente ve las fotos, hacen clic en “Me gusta” y opina, todo ello desde la propia aplicación o si no tienes el móvil encima, desde una Web sencilla pero muy práctica. Bien, llega el día que tras mucho esperar, Instagram es lanzado a Android, es entonces cuando uno se frota las menos y los ojos, la descarga y…

 INSTAGRAM, la red deseada.

O al menos antes de instalarla porque no tardo en darme cuenta de que las comparaciones pueden ser odiosas y me explico.

  • Sensación de que todo se hace por bloques, por un lado tienes fotos, por otro la red social, pero curiosamente ves a los que sigues, te siguen, se supone que es una red con millones de usuarios/as, pero da la impresión de que están en una “Sala VIP” porque desde la aplicación solo puede acceder a una “zona” de “Fotos populares”. Puedes buscar personas o etiquetas, pero claro, sigue generando sensación de “nada” y con suerte encuentras “algo”, teniendo en cuenta que reitero, es una red con millones, parecen cuatro gatos. ¿Tal vez a los que tenemos Android no se nos da las llaves para abrir ese “maravilloso mundo de la red social de Instagram”?
  • Puedes ver en un “muro” la actividad de los que siguen y te siguen al mas puro estilo Facebook, todo ello con una bonita y limpia interfaz. Esto me ha gustado bastante. Hasta aquí lo que me gusta, sigo.
  • Antes de subir una foto tienes que obligatoriamente recortarla para que quede tan cuadrada como la cabeza de su creador, porque hoy en día el formato 16:9, el panorámico, incluso la fotografía de 360º son una realidad, pues bien, en Instagram eso no es posible, o son cuadradas y recortadas o te olvidas porque te da un error en tu idioma, con ello, si consideras que tu foto panorámica tiene un contenido importante que mostrar del 100% de la foto, Instagram te obliga a recortar un 20% de la parte de arriba y de abajo quedando solo un 60% de la misma…toca seleccionar que quieres ELIMINAR para que se adapte al escotado sistema de publicación.
  • Los filtros no son muy distintos entre si, se limitan en “colorear”, añadir, quitar contraste, el habitual blanco y negro y poco más, se han olvidado aquél famoso que en el iPhone te permite seleccionar una parte para desenfocarla, es decir, la estrella de los filtros parece ser que los usuarios de Android no nos lo hemos merecido, somos usuarios “de segunda clase” y aún les tenemos que dar las gracias. ¿Que tal añadirlo en una siguiente actualización? Ah no, que ya actualizaron y aún no está…desde luego no voy a suplicarlo ni me voy a colar en la cabina de los de “primera clase”.
  • Lo que me parece rudimentario es que no pueda ver una foto a pantalla completa, no puedo hacerle zoom aumentando-disminuyendo con los dedos, benditas pantallas capacitivas que convirtieron las aburridas resistivas en magia, de repente los responsables de Instagram nos devuelven al tedio de solo poder mirar sin interactuar con la imagen.
  • Me gustaría poder ver una galería completa pasando una a una las fotos de un determinado usuario simplemente deslizando el dedo de izquierda a derecha, bien, tampoco me lo permiten hacer, para ver una segunda, tercera… foto tengo que volver atrás, simplemente inaceptable, es como no tener en tus manos un Smartphone con pantalla táctil, deja la sensación de estar ante un ordenador y un ratón, si quieres ver una foto determinada bien, pero si quieres ver muchas llega al punto de desesperar.
  • Si no tengo a mano mi Smartphone y quiero gestionar mis fotografías, ¿como lo hago? http://instagr.am/ o yo no lo veo, o no se puede… que grande es Flikr en ese aspecto porque nace como una Web y se expande a la tecnología móvil, parece ser que los propietarios de Instagram ya descartan los ordenadores de escritorio y eliminan de un plumazo esa posibilidad.
  • El rendimiento, incluso tras haber actualizado la aplicación es realmente malo, sobre todo cuando se quiere acceder al perfil personal, te tienes que limitar a mirar un círculo en movimiento que no deja de girar, antes de entrar si tienes la gestión de pantalla para ahorro de energía ésta se apaga, la enciendes, el círculo sigue girando, al rato ya puedes entrar. Irritante.
  • Por todas estas cosas, terminas cerrando la aplicación y regresando a LIGHTBOX por las siguientes razones.

Lightbox como he mencionado añade todas las funciones posibles en una sola, no es perfecta de eso no cabe duda, pero lo que tiene, lo hace mucho mejor que esa competencia que en teoría acabaría con ella, algo que si sucede me decepcionaría bastante, pues ante todo en un terminal móvil la usabilidad tiene que ser un factor determinante. A continuación, mis impresiones.

LIGHTBOX, el todoterreno de la fotografía.

  • Nada mas entrar descubres que a los pocos minutos vas a saber usar la aplicación y eso, que a primera vista parece más compleja que Instagram pero nada mas lejos de la realidad, tan solo tienes que deslizar los dedos de izquierda a derecha o viceversa para encontrar lo que necesitas en TRES PANTALLAS: La de inicio con subcategorías, “Likes” donde ves las fotos que te gustan, “Me”  con tus fotos y algo que me encanta, el número de notificaciones al estilo Facebook, donde al hacer clic podemos acceder y ver el “muro” con las actividades, tanto las fotos que gustan como las personas que te añaden. La segunda pantalla es como “Me” pero estéticamente muy cuidado se llama “MIS FOTOS”, desde aquí se pueden importar o acceder a “Mi Lightbox” donde puede acceder al perfil, ver quien/cuanta gente te sigue, a cuantos sigues y a cuantas personas les gusta tus fotos. Para terminar, una tercera pantalla que me parece muy interesante, “EXPLORAR” donde nada mas entrar ver fotos DESTACADAS en la pestaña llamada “FOCO”, aquí ves lo más popular con una interfaz impecable ya que solo ves fotos, no se necesita mas en una red social sobre fotografía, pero además puedes navegar por distintas categorías, así que si te gusta ver fotos de Europa, podrás hacerlo, de America, lo mismo,  sobre arte, diseño entre otras, desde luego un modo muy sencillo de encontrar fotografías que sean de tu interés.
  • Tras la extensa explicación del funcionamiento de la aplicación, decir que en éste caso si que tenemos la sensación de estar ante un programa que ha cuidado con detalle el hecho de ser usado en un terminal móvil, todo se gestiona de un modo sencillo, podemos hacer zoom, pinchar la imagen con los dedos y ampliarla-reducirla como es normal en pantallas capacitivas.
  • Como red social tiene menos gente que Instagram, pero da una sensación de que encontrar a personas será mucho más sencillo por lo comentado en el primer párrafo, es decir, se puede acceder a infinidad de fotografías de un modo sencillo y por ende, a sus usuarios a los que desde la aplicación podemos seguir.
  • En éste caso si que existe una Web http://lightbox.com donde tras estar registrado/a poder acceder o bien pueden ver tus galerías aunque no lo estés pues de un modo muy intuitivo puedes seleccionar la privacidad antes de subir las fotos desde la aplicación de Android, pero además te la deja cambiar desde la Web con el icono del “candado”. El acceso a la Web, poder importar fotos desde tu ordenador le da un valor añadido que Instagram no tiene, pues tienes el control total de tu galería, no dependes de una máquina, incluso de tu ordenador pues si no tienes nada (ni tu ordenador ni tu móvil), te metes a un Cibercafé, casa de un amigo/a… y puedes seguir gestionando tu cuenta.
  • El rendimiento de la aplicación es muy bueno, tarda pocos segundos en abrirse y desplazarte por sus ventanas es igual de efectivo, no como he mencionado con Instagram, en el que te da tiempo a hacerte un café hasta que accedes a tu “muro”, para conocer las novedades.
  • Sus filtros no son muchos tampoco pero al no tener que limitarse a recortar las fotografías ni tiene que ser cuadradas, se puede complementar a las mil maravillas con otra aplicación, PIXLR-O-MATIC software que merece un artículo a parte por sus impresionantes bondades, como infinidad de filtros y marcos, pero no es el caso, si va a servir como base para usar después Lightbox, ambas forman las herramientas perfectas para fotógrafos que quieren ser creativos y buscan compartir sus fotos con personas de similares intereses.

CONCLUSIONES: Instagram, al menos en Android está tan recortado en todos los sentidos que llega a desesperar, desde luego que Lightbox sin ser tan popular le gana la partida en todos los sentidos, en todos menos en lo social pero claro, ¿Donde está la gente sin tener que buscar uno a uno?, por lo tanto, ni en éste aspecto diría que es superior. Eso si, hay que tener en cuenta que Instagram en Android está en fase Beta al menos eso parece ser, igualmente según he leído el aspecto es idéntico al del iPhone así que por mucho que mejore, me parece que seguirá lejos de Lightbox en lo que a funcionalidad se refiere aún así, mucha gente lo va a usar simplemente porque es “la moda” y porque todo lo que viene de iPhone, de la manzana mordida “mola”.

Anuncios