Ayer tuve un sueño de esos que quedan en la memoria durante años y es que acostarse sin probar bocado tiene esas consecuencias. A continuación les contaré mi experiencia tras la victoria de Morfeo.

Hacía un frio terrible, estaba solo por un lugar completamente desconocido, estaba asustado pero algo, que no llegaba a entender me llevaba hacia un camino estrecho […] caminé durante media hora y no me dio tiempo a descansar cuando en la distancia vi algo sorprendente.

Era una carpa enorme, un circo que me hizo recordar algo que soñé la noche anterior, era el maestro de ceremonias, no paraba de gritar “EL INCREÍBLE ESTÓMAGO RUGIDOR” , en ese instante me di cuenta de que ambos sueños estaban relacionados.

Tenía hambre, ayer comí unos exquisitos macarrones acompañados de sabroso atún calvo  y era curioso, porque en la entrada se hacía referencia a ese mismo plato, pero había un problema…. No había puerta para acceder al interior del circo.

Tras mucho buscar, pude encontrar un cartel llamado “FACEBOOK CONNECT” algo surrealista, tenía un botón enorme de color azul y me dispuse a pulsar sobre el … ¡¡MAGIA!!.

Estaba dentro, aquello era maravilloso, todo tipo de artistas y espectadores asombrados, parecía que habían encontrado el mismo camino estrecho que yo, cada uno de ellos estaban degustando un enorme plato acompañado de atún y curiosamente, en sus rodillas un muñeco, como el que me regalaron a mi nada mas sentarme.

Hasta aquí lo que recuerdo, ahora voy a la cocina, éste sueño me ha dado mucha hambre, tengo que saciar mi increíble estómago rugidor.