Dos años mareando una perdiz qué los internautas odiaban a muerte, un gobierno tratando de colarla a toda costa,  queriendo engañar a éstos cómo si de niños se tratase. La ley Sinde será una realidad, de manera inevitable.

Marzo será el fatídico més del ‘antes y después’, donde Internet tal cuál lo conocemos puede cambiar de cara, si tuviese que imaginar un emoticón seria el más feo y triste de todos y es que para quien no esté al día, la citada ley pretende dar la libertad de pasar la escoba y ‘barrer’ lo que las grandes empresas dan a entender, que se trata de basura, la piratería. Esto que en un principio parece coherente, porque a nadie le gusta que le roben su trabajo, sea cual sea éste, tiene una doble lectura, los enlaces siempre han sido el punto caliente de todos los debates, puesto que un enlace no aloja el archivo que presuntamente es ‘ilegal’, tan sólo lo vincula.

Han sido varios los juicios relacionados con los enlaces y aunque en algunos casos se han condenado a los administradores, tras recurrir el juez de turno ha tenido que dar la razón a éstos ya que enlazar a día de hoy es legal, algo que puede cambiar de manera radical a partir de Marzo, cuando la ley entre en vigor.

Dos años han pasado, esa ley ha estado de cajón en cajón durante el gobierno de Zapatero, dos intentos fallidos a causa de la presión de las redes sociales.

Tan sólo unos días ha necesitado el gobierno de Rajoy y dando a entender por la rápida reacción, que ni siquiera la ha leído y la aprueba, demostrando cómo se las va a gastar a la hora de tomar decisiones sensibles en nuestra sociedad, recordándonos tiempos pasados que por edad no he vivido de manera consciente (soy de 1974) y espero no vivir, que no regrese porque no se puede tomar una decisión ‘a las bravas’ ignorando aquello que quienes le han votado, NO QUERÍAN, la LEY SINDE.

Anuncios