Facebook es la red social con mas fans/usuarios/amigos del mundo, con una cifra que el año pasado alcanzó los 500 millones y debe de superar esa cifra con creces, teniendo en cuenta, de que se trata de una simple Web, como otra cualquiera, es un éxito histórico que no solo ha cambiado el modo de entender Internet, tambien ha cambiado conductas sociales.

Me gusta esto!

Todo esto hasta aquí está bien, no entraré en la psicología social que ha supuesto este cambio porque no es el cometido, lo que quiero tratar aquí nuevamente es una polémica que ya se abrió en su día, su privacidad, lo que obligó a sus creadores, cambiar ésta para simplificarla y que fuese mas transparente de cara al usuario, pero no es suficiente ya que ha saltado la noticia de que varios ciberdelincuentes han aprovechado esta red social, su repercusión, para enviar una invitación a un supuesto evento llamado, “¿Quién te ha bloqueado en tu lista de amigos?”, algo realmente suculento debido a la curiosidad que supone saber quien es realmente “amigo” y quien no (entiéndase el concepto 2.0 en este tema), para ello se rellena una encuesta y se redirecciona a una segunda Web, donde incluso se ha captado números de móviles de usuarios, a los que se les ha enviado el tipo de SMS “Premium”, donde es el usuario el que paga el SMS por un precio aproximado de 1€ por SMS, mandando varios, los ciberdelincuentes ven aumentadas sus arcas, en base a la poca precaución de las personas.

Cabe destacar que no se trata de 10 incautos despistados, que 165.000 usuarios han “picado el anzuelo” y han sido captadas, que más de 10 millones han dejado el evento “en espera”, lo cual demuestra que lo que sucede en Facebook se toma como una “religión” y que se acepta todo tipo de enlaces y situaciones que suceden en la red social.

Para evitar esto, nada como el sentido común, por ejemplo, si se recibe un evento de un tal “Te voy a hackear”, rechazarlo de plano, en cambio si es de un familiar o alguien conocido, aceptarlo porque se supone que nadie cercano se quiere lucrar de ese modo ni quiere incurrir en delito.

Con todo ello, de nuevo la privacidad de Facebook queda “en pelotas” y se demuestra la PASIVIDAD de sus propietarios, es como construirse el chalet mas lujoso del planeta, pero irse a vivir a otra casa y dejar el chalet en manos de 500 millones de personas…que no se extrañen que entre fiestas locas y demás, se lo encuentren todo “patas arriba”.

Fuente.

Anuncios