[Género]: Terror.

[Clasificación]: Para todos los públicos.

La vida rutinaria de un ser, es la que no marca la diferencia ante el resto, esos que tienen una actividad estresante y la mía, era más rutinaria que la de nadie,

Me gusta esto!

Despertar.

Trabajar.

Llegar a casa.

Dormir.

Esos eran los cuatro pasos, pero hoy me levanto con una sensación que nunca tuve…

Me despierto, ducho, me visto, desayuno algo rápido como es frecuente y me dispongo a salir a la calle, camino al trabajo, de pronto, noto que una mujer de mediana edad, que no conozco de nada, me mira, fijamente, me extraña, tal vez tengo restos del desayuno en la boca, así que me paso la mano por ella con la intención de limpiarla y limpia estaba, no tardo en darme cuenta que un niño, con su madre de la mano, me mira casi del mismo modo, lo extraño, es que en ese instante tanto el cómo su madre se paran, exclusivamente para mirarme, no son los únicos, un hombre que arrastra un carrito repleto de cartas y que aparentemente tiene prisa, hace lo mismo, se frena en seco y me mira… me doy cuenta de que todas las personas que hay en ese trozo de la calle hacen lo mismo, noto esas miradas como puñales que se clavan en mi piel… ¿Sueño, realidad, paranoia?.

Anuncios