Las dos caras de la moneda.

Millones de palabras se han escrito sobre las cuatro letras universales, tal vez este artículo es uno más de tantos, o tal vez no…

  • ¿Qué sucede cuanto te enamoras?

De pronto los grises se convierten en colores, es así de sencillo, vuelas sin necesidad de alas y esa persona lo es todo para ti, puedes hacerte daño tras caerte y no importa, porque está enamorado/a y es lo que cuenta…esa es la “venda en los ojos” que uno mismo se pone, las horas cuando no estás con esa persona pasan lentas, muy lentas, cuando estás con ella, ni te enteras y cada despedida es una tragedia Griega… el teléfono, horas y horas hablando mientras las compañías telefónicas o se frotan las manos por el dinero gastado o se dicen “Bendita la hora en el que pusimos esta promoción de “TODAS LAS TARDES GRATIS A CUALQUIER OPERADOR”, la clásica frase “Cuelga tu…no, cuelga tu” es el pan nuestro de cada día, el simple roce de su mano con la tuya, se convierte en una descarga eléctrica que podría abastecer de luz a un gran centro comercial, ni hablar de un beso o de… las palabras mayores, el sexo es similar a que estando en paro durante años, te tocara el premio más gordo gordísimo de la lotería de Navidad…eso, es el amor cuando se tiene…

  • Cuando el amor se va…

De pronto esos colores vuelven a ser grises, al volar te das cuenta que “NO TIENES ALAS” y te estampas contra el suelo, porque el amor es “la gasolina” que te hacía volar, esa venda que tenías, ya no está y puedes ver las cosas perfectamente, si, el tiempo ahora ya todo es lento, muy lento, los de la compañía telefónica te echan de menos, sobre todo si no tenías esa tarifa plana, la descarga eléctrica se ha convertido en real, sobre todo si “por amor” no te apetece vivir y metes los dedos en el enchufe (¡hay que ser tonto/a!), los besos, te conformas con los de tus amigas, que claro, no son los mismos, no te meten la lengua hasta el fondo de la garganta ni la remueven como lavadora en pleno centrifugado, las amigas no hacen eso y si lo hacen, es para un rato, del mismo modo que tú la utilizarías a ellas, porque han copiado patrones de “machos”, el sexo, amigo, es con “Aquellos cinco solitarios que de repente se unen para cumplir una misión estimulante” y la lotería te toca, pero te das cuenta de que el boleto caducó hace semanas y perdiste el premio.

Con este, se abre una nueva categoría en Muy personal: LOS MONÓLOGOS, espero que los disfrutéis.

Anuncios