La salud es el mayor tesoro que tenemos...hay que cuidarlo.

Nueve meses han pasado desde que escribiera el 5º paso de este especial, “El camino hacia la felicidad, en 10 pasos”, el mismo tiempo que dura un embarazo y como tal, el 6º paso es como un “hijo” que nace hoy…espero que lo disfrutéis.

  • La salud, la clave.

No todo el mundo tiene el lujo de contar con una buena salud en todos los aspectos, se pueden tener muchas cosas, incluso mucho dinero, pero sin salud, es complicado ser feliz, que es lo que pretende este especial y esto, no es un tratado de medicina, tan solo una guía que ayude a prevenir.

  • La prevención, el mejor aliado.

Un factor que implica una mala salud, puede ser el hereditario, ante este, no es tan sencillo prevenir, tan solo, minimizar daños bajo prescripciones médicas, en cuando a al resto, de poco sirve lamentarse si uno/a se abandona, tiene unos síntomas y decide no ir al médico con la frase, “Ya se me pasará, es una tontería”…tal vez sea así o tal vez no y ante la duda, lo mejor es acudir al médico, claro está, no por un simple resfriado para no colapsar las grandes colas de la seguridad social, pero si, si los síntomas se alargan con el tiempo.

  • Hacer deporte moderado, siempre ayuda.

Cuando escribo moderado, es literal, no es necesario machacarse en un gimnasio para mantenerse con buena salud, incluso, andando un poco cada día, ya es válido para mantenerse en forma, lo ideal, es seguir un orden y un entrenamiento guiado por un especialista y todo ello, bajo la supervisión médica, puesto que no todo el mundo tiene la misma fisonomía y aguante ante una misma tabla de ejercicios.

  • Una dieta equilibrada.

La frase “Somos lo que comemos” tiene su parte de verdad, obviamente si comemos salchichas no nos convertiremos en una de ellas, pero si éstas tienen mucho colesterol, siempre será más fácil tenerlo y que la salud mengue, por lo tanto, hay que buscar un equilibrio en base a unas condiciones físicas, una persona con problemas de asimilación de ciertos alimentos, no puede abusar de ellos por mucho que le gusten, debe privarse del deseo de comer lo que le hace daño con el paso del tiempo.

Por lo tanto, si se comen grasas, eliminarlas con verduras o bien con una pieza de fruta al día como mínimo, de ese modo se ayuda a limpiar el organismo de aquellas cosas que no le sientan nada bien.

  • PROHIBIDO automedicarse.

La responsabilidad personal, es la de ir al médico si algo pasa o se presiente, esto es algo que no todo el mundo hace ya que en su casa tienen una especie de “farmacia”, a veces, alguien cree que le sucede una cosa, cuando realmente no tiene nada que ver, pero se toma ese medicamento…imaginar que una pastilla es tomada por “A” cuando el problema es “B”, esto puede causar que se añada un problema, el que tiene y el que supone tomar algo que NO NECESITA, por lo tanto, quien está facultado para medicarle es exclusivamente su médico, por encima de un farmacéutico, que por lo general, no conoce su historial clínico…mención aparte es un simple resfriado, si éste no se complica, sabrá lo que le va a recetar el médico, en este caso, no es grave y la mayoría de personas lo hacen, pero siempre que pueda, acuda a su médico, para que lo que le suceda no se le complique.

  • La salud le aporta felicidad.

Esta es una teoría probada, una persona saludable es más feliz, pues no depende de medicamentos, de médicos, de amigos recordándole que no está sano/a y es indiferente de su condición física, hay personas rellenitas que son felices, no tienen por qué imitar pautas sociales, tal cual son, llegan a ser felices y eso es importante, siempre que su médico se lo confirme.

  • Resumen y unos consejos finales.

Recuerde prevenir, antes que lamentar.

Ejercicio diario o habitual, le ayudará a estar en forma.

Coma sano y si en algunos momentos se pasa con las grasas, busque el equilibrio con verduras y/o fruta.

Nunca tome medicamentos por su propia cuenta, a no ser que se trate de algo muy leve, como un resfriado.

Con todo esto y los cinco pasos anteriores, ya debe de estar más cerca, de El CAMINO QUE LLEVA A LA FELICIDAD.

Anuncios