Una de las cosas que mas se discute a cerca de Apple es el modo en el que miden la aceptación o rechazo de sus apps, recuerdo la batalla que se tuvo para que aceptaran un emulador de consolas, como tiempo después es aceptada y en menos, la quitaron sin avisar.

En todos los sentidos, el filtro que impone Apple es a veces exagerado y la palabra CENSURA no es extraña en ellos, esta vez, se reabre la polémica de nuevo tras haber eliminado 5.000 apps con clara referencia pornográfica y erótica, presuntamente, “para proteger al público mas pequeño”, algo contradictorio por varios motivos:

  1. Para usar el iPhone/Touch, en un principio se necesita una tarjeta de crédito/débito con la que activar la cuenta, aunque no se haga uso de ella, piden como requisito incluir este número bancario (obviamente, hay métodos para saltarse este requisito).
  2. Hoy en día, no se como está fuera de España, pero ver una teta, ni asusta ni sorprende, más cuando en Internet se puede acceder a esto en 0,5 segundos o lo que tarde el buscador.
  3. Ya conocemos la doble moral de los Americanos, por un lado SON LOS QUE MAS PORNOGRAFÍA PRODUCEN en el mundo, pero por otro, se escandalizan y censuran películas  “x” por “contenido explícito”. Pues parece ser, que quieren transmitir su particular modo de censura, a países con una mentalidad mas abierta y costumbrista.

Una parte de la noticia, por todo lo expuesto, no me gusta, porque si se quiere prohibir algo, hay otros métodos que eliminar de raíz, como integrar un código parental mas potente; pero por otro lado, entiendo la postura de Apple, ya era aburrido ver tantas apps con idéntico cometido y supongo que no quieren convertir la App Store en un “PPV pornográfico”.

Anuncios