Hoy os traigo un estreno, de esos “calientes”, el nacimiento de una nueva categoría llamada “El analista”, en la que se hará un análisis de las noticias y acontecimientos mas importantes del día.

Para comenzar, os traigo uno de esos artículos que puede herir sensibilidades, pero que bajo mi criterio, es imprescindible hacer la denuncia pública, para darnos cuenta.

En el diario ADN, entre los múltiples artículos, puedo leer uno que me llama poderosamente la atención: ” REDUCEN LA PENA A UN MALTRATADOR”.

Podría no sorprender una noticia así, en vistas de la justicia que tenemos en España, donde en vez de cumplir condenas íntegras, el reo ve como se reduce su condena “por buen comportamiento”, pero el caso que nos ocupa no es uno cualquiera, es grave, muy grave, una de esas noticias que te pone de mal humor al leerlas:

En 2006, una de las miles de mujeres, decide que la vida con su marido, ha terminado, por ello le pide el divorcio, el, además de no aceptarlo, le agrede, ella le denuncia y logra una “orden de alejamiento”, una gestión que no sirve ya que el se la salta, entra a su domicilio mientras ella duerme y la paliza que le da a ella, tumbándola al suelo y dándole patadas y puñetazos, es brutal, todo ello, presenciado por sus hijos. Como resultado, ella queda tetraplejica y el en la carcel, la condena inicial es de 21 años y 10 meses, 25 años sin poder acercarse a su mujer. Todo esto ha cambiado, puesto que el juez considera “Que el hombre no actuó con alevosía”, por lo que la condena ha quedado en 16 años y 10 meses, 10 años sin poder verla.

Es decir, una persona que sabe a lo que va desde que sale de su domicilio y se adentra al de su mujer (o ex mujer), que va por la noche, suponiendo, que ella ya dormía y aprovecha ese momento de debilidad y menos poder de reacción por parte de la victima, le da una descomunal paliza, una persona que ya tenía denuncias por amenazas y en 2005, nochevieja, por otra grave agresión que no va a mas por los llantos de sus hijos, ¿No es alevosia?.

Me da la impresión, de que tras la “condena pública”, la justicia mira de nuevo un caso, para ir puliendo detalles y “restar importancia” quitando así años de condena, como es el caso. ¿Que pasa con esa mujer que ya no podrá valerse NUNCA por si misma, con esos hijos que presenciaron algo tan salvaje, como que su padre agreda de modo tan cruel a su madre?.

Para concluir, ella, después de 4 años, sigue hospitalizada, su condena será de “Cadena perpétua”, la de el, una rebaja de 5 años, en 16 podrá reanudar su vida, a saber, si para intentar terminar aquello que no logró en esa dia, de 2006.

Fuente.

Anuncios