En 1981 llegó una película que parecia adelantada en su tiempo, mientras el resto ofrecia unos efectos especiales “Del todo a 0,60” (Con permiso de Supermanes, Guerras de las Galaxias… ), Furia de Titanes nos ofrecia una calidad fuera de lo normal que arrastró una legión de fans, casi 30 años han tenido que pasar (¿Quien no recuerda a Medusa?) , para que podamos revivir las mismas aventuras pero vitaminadas de un modo brutal:

Sigue la estela de los efectos de “300”, otra de las películas que causó una pequeña revolución digital, así que si mezclamos el deseo que genera volver a ver Furia de Titanes (generaciones después) y los efectos especiales de ahora, con una música tan impresionante como la que podemos escuchar en el breve, pero intenso vídeo, el éxito en taquilla va a ser simplemente bestial.

En Marzo de 2010, saldremos de dudas, de si es un “hype” o bien, nos respetan a los seguidores de la obra de 1981.

Anuncios