Se podría decir que en esta vida hay personas de 2 tipos, “manitas” y “manazas”, yo confieso que he estado bailando entre ambos tipos porque siempre que se aprende algo, hay que meter la pata y ser bastante manazas. A todo esto, me refiero a Windows y a las personalizaciones que se puede hacer con el sistema, a los múltiples tutoriales que hay en la red a cerca de optimizarlo, una tarea importante es el ajuste de los servicios, que permiten que unos programas funcionen residentes en memoria y otros no, con lo que si se tiene poca memoria Ram, esto es un paso básico, ¿Pero y si exprimiendo al máximo Windows se convierte en un cúmulo de errores he inestabilidad por meter mucha mano a los servicios?.

Eso mismo pensaron los programadores de SERVICE MANAGER, un servicio que trabaja fácilmente, primero tenéis que entrar en la Web desde AQUÍ, seleccionar el Sistema Operativo que tenéis y se genera un log con los servicios por defecto, podéis cambiarlos desde la propia Web, pero esto es bastante absurdo, ya que se trata de recuperar todos los servicios a como estaban 1 segundo después de instalar Windows 😉 pero la opción ahí está, bien, una vez accedido al log, clic en SUBMIT y os descargáis un archivo con extensión .reg, se trata de un archivo para incrustar los cambios en el registro al que tenéis que hacer doble clic, os saldrá un aviso de que “si estais seguros”, clic en aceptar/aprobar, el último paso es reiniciar el ordenador y ya todo tendría que estar como estaba antes de tocar el registro/servicios.

[ADVERTENCIA]: Esto tiene que funcionar en la mayoría de los casos, pero SIEMPRE por si acaso se recomienda hacer un PUNTO DE RESTAURACIÓN/BACKUP antes de tocar nada, tener en cuenta que tocar el registro de Windows si no se sabe lo que se hace, es extremadamente peligroso. Si algo falla, tan solo tenéis que restaurar a un punto anterior de aplicar el archivo .reg y todo tendría que ir como antes.

Anuncios