Tony Jaa en una de sus películas.

Creo que nadie en este mundo ya con una cierta edad, podrá decir que no conoce a Bruce Lee, la mayor leyenda de las Artes Marciales de la historia, su hijo Brandon Lee era llamado a ser su sucesor, pero falleció (tiroteado mientras rodaba “El cuervo”) antes de proclamarse con semejante “título”, otro gran artista de este arte es Jackie Chan, pero para mi gusto, bastante comercial y de un estilo distinto al “Gran Maestro”, después hay sucedanios Americanos o Jean-Claude Van Damme, un personaje que tenía como golpe preferido la “apertura de piernas”, pero tan repetitivo que el mismo terminó enterrándose como actor, tan solo resurgiendo en la película “biográfica” J.C.V.D donde tiene una interpretación mas íntima y personal.

Fue en 2003 cuando una película causo que el mundo entero se fijara en una persona, con un estilo que nada tenía que ver con Bruce Lee, no solo por ser un Arte Marcial distinto, si no por que se podría decir que es era justo lo contrario, Lee se caracterizaba por que casi “flotaba”, era elegante, en cambio, Tony Jaa era brusco pero extremadamente directo en las peleas/coreografías, no buscando el arte en los movimientos, si no la efectividad en el resultado. Ong Bak no fue una gran película por su guion, esta claro, ni por su argumento, de echo quienes fuesen al cine con esa idea saldrían con la sensación de ser estafados, lo realmente importante en la película era EL, nada ni nadie mas, apostando por un estilo muy personal.

En breve, concretamente el 21 de Agosto llega a las pantallas la segunda parte de Ong Bak, la crítica no es demasiado buena, pero estamos ante el mismo caso que la primera parte, nulo guión, incluso malo, pero lo que importa es verle en acción.

Para conocer más sobre Tony Jaa, recomiendo leer ESTE enlace y si queréis verle en acción, os dejo un vídeo con los mejores momentos de Thai Dragon, según los fans, la mejor película de Jaa:

¿Estamos ante el nuevo ídolo de las artes marciales de esta generación?.