Lo de algunas empresas es de juzgado de guardia y lo de esta historia podría ser una comedia, si no llega a ser por que casi se convierte en tragedia.

Un día como otro cualquiera una joven que se dispone a escuchar su iPod nota que la temperatura aumenta, extrañada por el tema y viendo que incluso sale un poco de humo, lo tira y al poco, explota saliendo por los aires. Así lo expresa:

“Hacía un ruido silbante”, comentó el padre, “podía sentir como cada vez estaba más caliente en mi mano, y pude ver humo”. Stanborough lo lanzó fuera de la habitación, desde donde a los 30 segundos pudo oir una pequeña explosión, humo y luego vio como el iPod saltaba por los aires.

Apple lo que pretendía es devolver el importe del iPod con la condición de que la familia no publicara los echos y el tiro les sale por la culata por que si estáis leyendo esto, es que no les ha funcionado, ahora, quedan doblemente mal, por que tendrán que dar el dinero y públicamente se sabe que algunos iPods, pueden resultar “pequeñas bombas”, así que ojo y no acepteis sobornos…

Fuente.

Anuncios