Obviamente Apple no enviará sicarios para obligarnos a comprar algo que no queremos, la obligación será estrategica:

Uno de los principales problemas que tiene el actual iPhone 3G y los anteriores es la memoria Ram, esto no siempre a sido así pero la tendencia actual y el camino que parece llevar Apple con su móvil es convertirlo en una PSP potenciada por su pantalla multi punto, es por ello que los juegos son cada vez más potentes, lo que la gente lo agradece y aplaude, pero se descuida un detalle, a mayor potencia gráfica, más memoria Ram se necesita, hasta el punto de que algunos juegos, pasados unos minutos, se cierran y regresamos al Springboard, se lanzan versiones que solucionan este problema, pero ya es síntoma de que con los 128 Mb se eta tocando techo.

Mañana llega a España el esperado iPhone 3G S, este modelo destaca por tener el doble de memoria Ram, es decir, 256 Mb, en este momento Apple ya tiene en sus manos una baza importante y si quieren, pueden obligar practicamente a que se haga el cambio, para explicar esto, daré un simple ejemplo.

En breve llegará al mercado el navegador TomTom, que hará posible usar el GPS del iPhone en condiciones, es sin duda una de las aplicaciones mas esperadas, imaginemos que para usarlo en 3D requiere 158 Mb, el iPhone 3G solo tiene 128 Mb, necesitaría 30 Mb adicionales, lo que no permitiría usar TomTom en modo 3D, lo mismo pasaría con los juegos, el 3G S es gráficamente más potente, lo que animará a las empresas a crear juegos que requieran más Ram.

En definitiva, se podrían crear 2 grupos, uno con App,s ‘viejas’ ajustadas a las prestaciones del 3G y otro con las App,s más actuales, lo que OBLIGARÁ A COMPRAR el 3G S.

Anuncios