A veces a uno le da la impresion de que la tecnología que nos venden es tan solo una pequeña proporcion de potencia de lo que tienen en sus laboratorios y de que al mercado salen los productos a ‘a cuenta gotas’, ejemplo, el nuevo procesador de AMD que de los 3,2Ghz puede alcanzar los 7 Ghz ‘sin despeinarse’, obvio que no con disipadores de calor de serie, pero demuestran con ello el potencial de estos procesadores y de que siguen vendiendo ‘tecnólogia capada’, como si de una maravilla se tratase.

A ver si los usuarios espabilamos y demandamos lo que realmene merecemos, “+potencia -precio”.

Visto en The Inquierer.

Anuncios