Soraya Sáenz Santamária posando con el polémico vestido negro.

Pocas fotos causan tanto revuelo como la que veis lineas arriba, tal vez si fuese una ama de casa hubiese sido ignorada, pero al ser una conocida política, España casi en su totalidad se echa las manos a la cabeza exclamando un “Oh, como puede ser posible” y sale ese lado machista que tantos niegan y es que, la hipocresía está a la orden del día. Incluso hay quien en televisión hace referencia a “la profesión mas antigua del mundo” por el peinado de Soraya Sáenz Santamaría… Tanto modernismo y en algunos aspectos “seguimos en las cuevas” y no aceptamos como natural, aquello que lo es, sin darle ni mas vueltas, ni tanta importancia.