Que estamos en crisis es algo ya evidente, no por que lo sepamos o vivamos ‘en propias carnes’, si no por que nos lo están recordando cada dia en todos los medios, a nivel personal, si se puede comprar y gastar lo mismo, veremos esta crisis como algo surrealista, algo de “los demás” y es que esto es como en los cuentos, uno en especial donde se mencionaba al lobo a todas horas, todos los días…al final nadie les creía, hasta que el lobo hizo acto de presencia y es que claro, en esta situación nosotros somos las ovejitas y la crisis el temido lobo; tanto mencionarla, que al final será cierto y tal vez sea demasiado tarde. ¿Mejor comenzar a ahorrar?.

Esta es la situación, ahora bien, debido a ello el paro aumenta y es que claro, los medios no quedarían bien si dijesen “EL MUNDO EN CRISIS” al lado de “EL PARO DISMINUYE”, perderían credibilidad y no quiero expresar con esto de que sea mentira, pero ya sabemos que la prensa, la TV magnifica las cosas con el fin de ganar audiencia, vender más. Escrito esto:

  • EL PARADO REAL.

El parado real, puede ser que se encuentre en esta situación desde que estamos en crisis (¿Cuando salimos de ella?), pero no suele ser el caso, es una persona que por mala suerte, por falta de experiencia, por que tenga algún “defecto físico” no puede encontrar trabajo, para el la crisis es un echo cada día y realmente le afecta, algo que le hace entrar en un bucle de negatividad que le dificulta más encontrar trabajo.

  • EL PARADO FICTICIO.

Para este tipo de “parado” esto de la crisis le va como anillo al dedo, es decir, busca trabajos que sabe que no están a su altura, por encima de sus posibilidades para que no le llamen, la frase “vivir del cuento”, junto con “Es que estamos en CRISIS” es un día a día para ellos, pero les da igual por que siguen “estirando la goma” y mientras esta no se rompa…

De lo que no se dan cuenta, es que perjudican a esas personas que SI necesitan un trabajo, por que van a las mismas entrevistas, algunos “parados ficticios” les llaman (por que curiosamente tienen mas suerte), trabajan unos días y los echan por que no rinden, bien, una persona que si lo necesita pierde esa oportunidad por una persona que no tiene la intención real de querer trabajar.

Dudo que un artículo cambie algo, pero considero que los medios deberian limitarse a informar exclusivamente, sin un ápice de drama ni de magnificación y no viviriamos en una sociedad en la que la palabra CRISIS está causando este tipo de situaciones. No faciliten que los “parados ficticios” se multipliquen a costa de la crisis o “crisis”.

Anuncios