Así es, gracias a esta sentencia podemos comprobar como el echo de tener unos enlaces (texto que enlaza con otra página, sea contenido que sea) a páginas con archivos P2P (redes de pares) SON LEGALES, como reza el título de la noticia y es que, ya está bien de tanta hipocresia, de cerrar los ojos ante la evidencia de lo que marca el progreso, frenar un “tren” tan inmenso donde hay millones de usuarios es imposible, de esto al fín se han dado cuenta los que ponen el orden en este asunto.

Anuncios