Una carta de amor para ti, anónima.


La rosa, una de las flores mas populares del mundo por su belleza.

Para ti, princesa de mis cuentos, para ti que desde la distancia eres dueña de mis sueños más intensos, en ti y por ti vivo, respiro el aire que de ti desconozco, pero que se adueña de mis suspiros del día a día… no hay amanecer, sol que me ilumine sin que piense en tu mirada tímida, en tu deseo de saber cómo termina la más bella historia de amor jamás contada, tu y solo tú haces que mi piel se apodere de mi sentir, que el corazón bombee del modo más intenso que recuerdo desde mi uso de razón. Eres tú, bella melodía que acaricia con sensibilidad extrema las notas musicales de mi alma, con calma…te apoderas de mí y vivir sin ti, no sé.

De mi, para ti…siempre.

Resaca tras “El santo mas valiente”.


El corazón, simbolo universal del amor.

El amor es un mal educado, por que entra en la vida de uno sin a penas pedir permiso, San Valentín es por decirlo, el dia de “Los valientes”, de los que apuestan por amor y aman sin condiciones. Hoy, 15 de Febrero y un dia después de la “fiesta del amor” es como que ya no hay que demostrar nada a la pareja, pero evidentemente no es cierto, es mas, creo que la verdadera “fiesta del amor” son 364 dias del año y uno de ellos (San Valentín) se crea para recordarnos que estamos enamorados, sea de lo que sea o de quien sea.

Las demostraciones de amor no están en un escaparate, están en el interior de uno mismo, el amor no se compra (si el sexo facil) ni se vende, está en el aire pero nadie puede atraparlo, de pronto te invade y te ‘infecta’, te hace fuerte y a la vez vulnerable, indestructible en ocasiones pero es como navegar en un barco de papel, sabes que en cualquier momento entra agua y “te hundes” con lo que tienes que esparar a que alguien pase y te rescate, con lo que seguramente, vuelvas a enamorarte y así es el ciclo de la vida, una puerta que se abre y se cierra, donde entra y sale gente que te hace tener distintas sensaciones, haces cosas distintas y todas quedan en un registro de la memoria, aunque no siempre queremos recordar determinados momentos que nos hacen daño en lo mas profundo de nuestro ser.

Un años mas, pasó “El santo mas valiente”, el que cree entender de amor, el que vemos en los comercios en forma de corazón, el mismo que hoy, un dia después desaparece para dar paso a otro tipo de “escaparate”…y la vida continua.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: