Ya tardaba en aportar un espacio en el blog a este nuevo “programa realidad” y como apasionado del baile que soy desde hace 18 años, ya era hora de que se diesen cuenta que los bailarines son ese grupo siempre “marginado” y que solo tienen cabida como un mero relleno de cantantes y artistas similares, ya era hora de que un canal emitiera de un modo “No Walt Disney” como es el mundo del baile y que no es un camino de flores precisamente, es duro, muy duro llegar a lo mas alto por que la competencia es muy amplia y las salidas en España muy escasas, es por ello que si “Fama ¡A bailar!” sirve para que esto cambie, ya será un paso importante. De todos modos, no todo es positivo bajo mi punto de vista.

Lo positivo:

Las clases son duras, nada de “maquillaje” y no se transmite falsedad en los profesores, al principio los noté incluso mas nerviosos que a los alumnos (supongo que es por que ellos tenían mucho mas que demostrar en su primera exhibición ), pero a medida que han pasado los días se a ido viendo la “raza” de los mismos y lo mucho que pueden aportar a sus “niños”, un 10 por ellos, no seria bueno unas clases permisivas, donde dijesen a sus alumnos los guapos y maravillosos que son, lo bien que bailan, por que esta no seria la vida real y el batacazo seria terrible, mas para los que no tienen tanta experiencia en trabajos en equipo.

Sergio y su modo de enseñar, su filosofía le hace para mi gusto el mejor profesor, seguramente no es el que mas corriculum y trayectoria tiene, es solo un chico al que le gustaba el Break Dance y que poco a poco fue destacando, pero su método es mas cercano sin ser blando, es justo y sabe transmitir lo que quiere expresar. Un 10 para el.

Lo negativo:

Marcos y el empeño que han tenido en el casting en que SI, sabe bailar cuando no es cierto, lo siento y no quiero ser duro, pero gente con esos “estilos propios” hay miles los sábados por la noche y no por ello son bailarines, creo que este chico es el bufón del programa, el perfil del “sueño” de un chico que quiere bailar (Billy Elliot, por ejemplo) y que pone pasión en ello, esto en los cuentos es bonito, pero en la vida real, en el casting había gente mucho mas preparada que el y que no están en la academia, por poner un ejemplo, el novio de Jesús, al que crucifican por dar una opinión errónea según Víctor Ullate, en la que expresaba lo que era el baile, bien, este chico era mucho mejor, mas preparado que Marcos y no tenia que demostrar que sabia bailar o que tenia que aprender (se supone, que el casting es un filtro donde solo salen elegidos los que YA saben bailar y no tienen que demostrarlo, solo luchar para ser el mejor de todos…si es así, el propio programa se contradice en su base).

A la contra de Sergio y al menos en esta semana, mi punto negativo para Rafa Mendez, que su aparente soberbia y prepotencia dejaba ver en los castings que era el mejor, el mas duro y si, lo segundo si, pero el mejor… tengo dudas y seguro que me equivoco y dará mas de si, pero solo veo una secuencia de “los mismos pasos” continuamente, me cansa su “¡¡energy!!” y su estilo me recuerda a impactos eléctricos, las coreografías que hace para los alumnos son bajo mi punto de vista, egocéntricas, se nota que es el “estilo Mendez” y deja ver poco el estilo personal de los chicos.

“Un bailarín sin su alma…no es nada, tan solo una marioneta”.

Veremos como evoluciona, por ahora lo que e visto me está gustando, Paula Vazquez que es un acierto, aunque el guión y el programa en si tiene fallos, diría que perdonables por ser una primera edición.

Anuncios