Cuando las cosas no funcionan…

El órgano que más duele, es sin duda el corazón.

 ¿Quien no recuerda la corona de espinas de Jesús?, es un símbolo que representa el dolor, el sacrificio, el fin para un nuevo comienzo, el nuevo ciclo. Aunque la idea no es crear un artículo religioso, solo hacer una comparativa a cerca de ese órgano que poéticamente nos causa tanto dolor en momentos críticos.

Un 6 de Junio, hace 3 años y unos meses, las puertas del cielo se abren y cae un ángel, curiosamente ‘yo pasaba por ahí’ y fue a caer en mis brazos, era un ángel, no por su condición o sus “alas”, si no por su “ser”, su “algo” especial que le hacía distinta y ello fue lo que con el tiempo fue cautivándome. Pero nada es perfecto y poco a poco, virtudes se convertían en defectos que el amor sabía tapar, pero no siempre.

No es fácil cerrar la mente a palabras, expresiones como “Te quiero, te amo, eres lo mejor que me ha pasado en mi vida“… Y muchas otras que aunque uno no quiera, van penetrando muy a dentro, tampoco es fácil entender cómo te preguntan cada día, varias veces “Si la quieres” y dar siempre la misma respuesta, “Si, ya lo sabes y no es necesario que me lo preguntes”; por todo ello, cuando ya todo acabó, sin entender un por qué de tanto ayer y tan poco hoy… No logro entender según qué cosas y preguntas tipo “¿Quien era ella realmente?” asaltan mi mente, es muy similar a ir tranquilamente por la calle y que alguien que no conoces, te de un puñetazo en la cara… pasas días de confusión, “¿Por qué, que le hice?”.

Es muy posible que sean demasiadas preguntas y que jamás tenga las respuestas y ahora siento un poco de “miedo escénico”, que me vuelva a pasar y como hombre, caer en la misma piedra, otra vez. Ella, me deja una espina más y son mas, porque no es la primera vez que sucede esto…son más y no escarmiento.

Vivimos en un mundo al revés, donde piden amor, lo das y ya no lo quieren, donde no lo das y reprochan no dárselo, es como pretender montar un puzle donde siempre falta una pieza para terminar la obra. Demasiado complejo para algo, supuestamente tan sencillo.

Anuncios