El maltrato crece de modo alarmante, algo de lo que quienes tienen que frenarlo, no saben como hacerlo.

Por mas que intento entender según que situaciones, me es totalmente imposible encajarlas en cualquier esquema de valores, mas, humanos, cuando lo que prevalece en ciertas personas es lo inhumano, hago una reflexión, entro en la mente de una niña adolescente, que de un modo rutinario se dispone a coger un tren, acto que realiza presuntamente día a día, de pronto, un ser salvaje y con ideales mentales enfermizos, le propina una paliza de un modo cruel, pero no tan cruel como los “espectadores” que sin pestañear admiten la escena y la graban en su retina por el resto de sus vidas.

Este no es un caso aislado, contra mas globales seamos, contra mes se mezclen las razas y no se entienda que este mundo es de todos, mas fanáticos como este saldrán a la luz, al mas puro estilo “No respeto la ley, la ley soy yo” y dejará en evidencia una sociedad civilizada.

Los medios de comunicación y el morbo.

A dia de hoy no se busca la noticia como tal, el mero echo de informar se ha perdido y ahora lo que vende es aquello que en otras épocas mas hubiesemos repudiado, el morbo, la sangre facil, la estadistica pura y dura, no hace mas que alimentar la lacra mediatica en la que estamos envueltos y es que parece ser que ciertas situaciones se han “normalizado”, ya se habla de maltrato con una normalidad pasmosa, por que practicamente a diario existe un caso, algunas veces con un fatál desenlace, esta “normalización”, bajo mi criterio no hace mas que empeorar una situación que ya de por si está bastante mal y es que la noticia casi siempre parece clonada una con la otra:

[TITULAR] : ” X” agredia y fallecida a manos de su marido que no soportó perderla.

[A PIÉ DE CALLE, entrevista]: “No lo entiendo, era un buen hombre que nunca se metía en problemas”

Eso una y otra vez, un “Buen hombre” que mata a su mujer, ¿Como puede ser un buen hombre?. Si eso lo vemos todos los días, la expresión y acto reflejo puede ser “Vaya, otra mas” y la situación no decrece, si no crece y resulta alarmante. ¿Cuantas noticias vemos a cerca de las condenas de esos “buenos hombres”?, ¿Por que el maltratador en muchos de los casos se convierten en la víctima?… ¿Que mal haría esa joven Ecuatoriana según su agresor, vivir o buscar una vida mejor?. Si ese individuo tiene una hermana, deseo con fuerza que nunca le pase lo mismo, aunque solo así se vería reflejado en su propio espejo.

Anuncios