Buscar

Muy personal 5.0

¡La nueva generación!.

mes

octubre 2007

Presentación


No podrás parar de leer.

Relatos cortos está pensado para mentes inquietas, no para el resto. Se crearán unas lineas explicativas donde se pueda saber anticipadamente el genero, el argumento y la clasificación, siendo esta:

* TP (Todos los públicos)

* +16 (Mayores de 16 años)

* +18 (Mayores de 18 años)

Evidentemente, cada cuál es responsable de lo que lee y no podemos controlar a cada usuario, pero es áltamente recomendable que respete estas clasificaciones.

Habitualmente, el genero será el terror y aseguro que no dejarán indiferente a nadie, para ello se crean, para que después de esas lineas, sigas construyendo tu propia historia en base al relato corto.

Espero que disfrutes…o no, por que vas a pasar miedo y como consejo… No los leas solo.

Un corazón con espinas.


Cuando las cosas no funcionan…

El órgano que más duele, es sin duda el corazón.

 ¿Quien no recuerda la corona de espinas de Jesús?, es un símbolo que representa el dolor, el sacrificio, el fin para un nuevo comienzo, el nuevo ciclo. Aunque la idea no es crear un artículo religioso, solo hacer una comparativa a cerca de ese órgano que poéticamente nos causa tanto dolor en momentos críticos.

Un 6 de Junio, hace 3 años y unos meses, las puertas del cielo se abren y cae un ángel, curiosamente ‘yo pasaba por ahí’ y fue a caer en mis brazos, era un ángel, no por su condición o sus “alas”, si no por su “ser”, su “algo” especial que le hacía distinta y ello fue lo que con el tiempo fue cautivándome. Pero nada es perfecto y poco a poco, virtudes se convertían en defectos que el amor sabía tapar, pero no siempre.

No es fácil cerrar la mente a palabras, expresiones como “Te quiero, te amo, eres lo mejor que me ha pasado en mi vida“… Y muchas otras que aunque uno no quiera, van penetrando muy a dentro, tampoco es fácil entender cómo te preguntan cada día, varias veces “Si la quieres” y dar siempre la misma respuesta, “Si, ya lo sabes y no es necesario que me lo preguntes”; por todo ello, cuando ya todo acabó, sin entender un por qué de tanto ayer y tan poco hoy… No logro entender según qué cosas y preguntas tipo “¿Quien era ella realmente?” asaltan mi mente, es muy similar a ir tranquilamente por la calle y que alguien que no conoces, te de un puñetazo en la cara… pasas días de confusión, “¿Por qué, que le hice?”.

Es muy posible que sean demasiadas preguntas y que jamás tenga las respuestas y ahora siento un poco de “miedo escénico”, que me vuelva a pasar y como hombre, caer en la misma piedra, otra vez. Ella, me deja una espina más y son mas, porque no es la primera vez que sucede esto…son más y no escarmiento.

Vivimos en un mundo al revés, donde piden amor, lo das y ya no lo quieren, donde no lo das y reprochan no dárselo, es como pretender montar un puzle donde siempre falta una pieza para terminar la obra. Demasiado complejo para algo, supuestamente tan sencillo.

Los 20 céntimos.


20 céntimos, es el valor de una necesidad biológica

Desde que uno nace y al poco tiempo se da cuenta de que existe algo que es inevitable y biológico, nada mas nacer no dependemos de nosotros mismos, si no de nuestra madre o padre, estos son los que nos limpian y cambian. A medida que uno crece y ya es consciente, actuamos según la necesidad… Pues bien, la necesidad es gradual y claro, si no es extrema uno se aguanta, pero va al baño para no llegar a ese límite, que según los médicos, no es recomendable.

Cuando a todo esto, se le añade que se encuentra en la calle, se busca un sitio público para orinar, bien, desde que abrieron el Triangle, Fnac y si tengo esa necesidad, voy por que me parece correcto en su higiene, mas desde hace poco que lo arreglaron pero mi sorpresa es cuando tras bajar las escaleras, me encuentro a un señor bajito y rechonchete que como el portero de una discoteca, detrás de una “barrera” me dice sin pestañear : “Son, 20 céntimos” y me muestra un ticket.

Lo peor de todo no es lo que pida, si no la normalidad con la que lo hace, como si a partir de ahora, orinar tuviese precio… Bien, admito esos bares con el cartel “WC solo para clientes”, pero lo que es inadmisible es que pretendan hacer un negocio (sea el precio que sea, alto o bajo) con una necesidad biológica, mas cuando en mi época militar, como PM en mis guardias abriese la barrera a un camión que se dedicaba a recoger la orina de los militares para posteriormente analizarla, por que puestos a hacer negocio, tal vez tendría que haberle pedido al señor “segurata del WC” 30 céntimos por mi orín.

¿Y que será lo próximo, nos querran cobrar por respirar el aire “Fnac-iano”?. Vivir para creer.

Un acto lamentable…más.


El maltrato crece de modo alarmante, algo de lo que quienes tienen que frenarlo, no saben como hacerlo.

Por mas que intento entender según que situaciones, me es totalmente imposible encajarlas en cualquier esquema de valores, mas, humanos, cuando lo que prevalece en ciertas personas es lo inhumano, hago una reflexión, entro en la mente de una niña adolescente, que de un modo rutinario se dispone a coger un tren, acto que realiza presuntamente día a día, de pronto, un ser salvaje y con ideales mentales enfermizos, le propina una paliza de un modo cruel, pero no tan cruel como los “espectadores” que sin pestañear admiten la escena y la graban en su retina por el resto de sus vidas.

Este no es un caso aislado, contra mas globales seamos, contra mes se mezclen las razas y no se entienda que este mundo es de todos, mas fanáticos como este saldrán a la luz, al mas puro estilo “No respeto la ley, la ley soy yo” y dejará en evidencia una sociedad civilizada.

Los medios de comunicación y el morbo.

A dia de hoy no se busca la noticia como tal, el mero echo de informar se ha perdido y ahora lo que vende es aquello que en otras épocas mas hubiesemos repudiado, el morbo, la sangre facil, la estadistica pura y dura, no hace mas que alimentar la lacra mediatica en la que estamos envueltos y es que parece ser que ciertas situaciones se han “normalizado”, ya se habla de maltrato con una normalidad pasmosa, por que practicamente a diario existe un caso, algunas veces con un fatál desenlace, esta “normalización”, bajo mi criterio no hace mas que empeorar una situación que ya de por si está bastante mal y es que la noticia casi siempre parece clonada una con la otra:

[TITULAR] : ” X” agredia y fallecida a manos de su marido que no soportó perderla.

[A PIÉ DE CALLE, entrevista]: “No lo entiendo, era un buen hombre que nunca se metía en problemas”

Eso una y otra vez, un “Buen hombre” que mata a su mujer, ¿Como puede ser un buen hombre?. Si eso lo vemos todos los días, la expresión y acto reflejo puede ser “Vaya, otra mas” y la situación no decrece, si no crece y resulta alarmante. ¿Cuantas noticias vemos a cerca de las condenas de esos “buenos hombres”?, ¿Por que el maltratador en muchos de los casos se convierten en la víctima?… ¿Que mal haría esa joven Ecuatoriana según su agresor, vivir o buscar una vida mejor?. Si ese individuo tiene una hermana, deseo con fuerza que nunca le pase lo mismo, aunque solo así se vería reflejado en su propio espejo.

Y todo por un botón.


Hamilton

Parece ser que las novatadas si se pagan y no barato precisamente y eso es lo que pasó a un buen conductor cuando el miedo escénico le pudo, cuando vio que podía ir abriendo la botella de champan, esa con la que se rocían los ganadores tras la carrera, incluso antes de iniciar la misma y es que como podemos leer en Marca, un botón es lo que le separa entre el cielo y el infierno.

¿Y ahora que?.

Ahora, su “papá 2” intenta por todos los medios tapar lo intapable, diciendo que el error no era de el, si no mecánico del coche…ya, claro, entonces cuando Hamilton declara que el fallo es suyo (Un punto positivo de su parte por confesarlo), miente, por lo tanto, flaco favor intenta hacer su “papá 2” si lo que pretende es llamarle mentiroso. Señor Dennis, déjelo y sea como buen Ingles, un caballero, reconozca que su gestión ha sido una vergüenza y limítese a el siguiente gran premio, no hay mayor ridículo, que seguir haciéndolo.
¡El título, si o si!… O a lo mejor no.

La escuderia no contenta con la resolución de la “ultima batalla” en Brasil, recurre a la Fia y pretende ganar el título en los despachos, esta, seria una batalla mas que intentarían ganar fuera de las pistas, un echo realmente lamentable, por que al final el mundial se realizará en los despachos y ellos correrán en el juego de la PS3, para evitar “daños”, mas cuando se trata de Hamilton, “El niño protegido de su papá 2 y la Fia”, como se ha ido demostrando durante todo el año. Esto ya no es un deporte como tal, es un circo donde todo vale, donde los comisarios y el propio responsable del espectáculo crea normas según el Ingles comete infracciones, esto ya no es la F1, es “HamilF1” … Y si nada lo remedia, veremos al presentador de el Tomate retransmitiendo las carreras junta al “archiconocido por su ‘tupé’, calvo de Telecinco”.

El comienzo empieza por el principio


Un día como otro cualquiera, de esos que el tiempo transcurre… así seria si no llega a ser por un aliciente extra, un momento impersonal, una charla en un bar, un reencuentro tras unos días de “silencio” con ella y un propósito de aprender lo que en principio ya se, aunque en su base.

Un día realmente gratificante y quien sabe, ¿El inicio de una nueva vida sin “La otra”?.

Como dijo un cojo… Todo se andará.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: